Category Archive:Artículos

PorJAVIER PEREZ ROLDAN SUANZES CARPEGNA

Si el abuso es homosexual «yo no te creo»

El pasado viernes 20 de julio la oficina de Prensa de la Audiencia Provincial de Navarra hacía pública que la Sección Primera de la Audiencia Provincial absolvía a un hombre para el que la fiscalía solicitaba ocho años de prisión por una agresión sexual a otro hombre, así como otros dos años de prisión por lesiones.

Al ahora absuelto se le acusaba de haber obligado a una exparejo (masculino) a realizarle una felación. Sin embargo la Sala entiende que no medio violencia ni intimidación. Se da la particularidad que la Audiencia sí entiende probado que el acusado, después de la relación sexual, golpeo al víctimo y le agredió en la cabeza con un vaso de cristal, provocándole una herida inciso contusa. No obstante, y a pesar de dar por probado esto extremo, no condena por cuanto el víctimo se acogió a su derecho a no declarar contra su exparejo.

No obstante, esta noticia no ha llamado la atención de los medios, aquellos que a raíz de la Sentencia de la Manada (que casualidad, dictada también por la Audiencia de Navarra) se han desatado en todo tipo de críticas con nuestra legislación penal.

Esta sentencia manifiesta la hipocresía y las mentiras de los lobbys de presión del movimiento de odio de género, pues demuestra varias cosas, a saber:

 

1.- Que la violencia en parejas homosexuales existe, pues son tan violentas como las parejas heterosexuales o más aún.

2.- Que son unos hipócritas cuando quieren suprimir el derecho de una mujer a no declarar contra su esposo, pues sostienen que si las mujeres usan ese derecho es por temor a su maltratado… ¿y éste maltratado no pudo actuar bajo el mismo temor… o no es posible porque es hombre?

3.- Si se ha demostrado la violenta agresión que sufrió… ¿no parece un poco chocante que no se dé por probada la agresión sexual? ¿o es que a una mujer hay que crearla aunque no tenga lesión alguna pero a un hombre, aun teniendo lesión, no se le debe creer?

4.- Finalmente demuestra lo absurdo del lenguaje sexista, pues cuando la víctima es un hombre no hablan de victimo, y cuando la pareja es homosexual no hablan de parejo.

En fin que esta nueva Sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra demuestra que, en efecto, a la hora de aplicar el Código Penal si existen sesgos, pero siempre a favor de la mujer y en contra del hombre, y nunca al contrario, como se demuestra que a los miembros de La Manada, ante una acusación de Agresión se les ha condenado por abuso por no haberse acreditado la violencia o intimidación; y en este caso, como la víctima y el verdugo eran hombres al acusado, al no haberse acreditado la violencia o intimidación, en vez de condenarle por abusos se le ha absuelto.

Conclusión: los hombres sí están desprotegidos, pues para los abusos homosexuales si hay barra libre… cuidado de a quién dais la espalda.

PorJAVIER PEREZ ROLDAN SUANZES CARPEGNA

La ‘Manada’, la perspectiva de género y la Justicia

A raíz de la Sentencia que condena a los cinco jóvenes de la tristemente famosa «Manada» a nueve años de prisión se ha convertido en dogma que nuestra legislación, y muy especialmente la penal, debe reformarse para comprender, tanto en su redacción como en su aplicación, «la perspectiva de género».

Tal dogma es repetido hasta la saciedad por todos los corifeos del sistema político actual: los grandes medios de comunicación, algunos colegios profesionales, la legión de ONGs subvencionadas, organismos internacionales y supranacionales de escasa transparencia, etc. Sin embargo ninguno ni los lobbys feministas, ni los partidos políticos, ni el Gobierno, ni estos corifeos complacientes han explicado a la sociedad qué es realmente la «perspectiva de género». Por eso, para poder tener un criterio formado sobre lo que supone la introducción de esa perspectiva conviene saber a qué se hace referencia con ella.

Es verdad que entre los defensores de la «perspectiva de género» en los delitos contra la libertad sexual los hay más y menos radicales, pues como en todas las agrupaciones humanas hay más y menos exaltados. No obstante en España la posición más extendida, y por tanto la que en principio tiene mayores posibilidades de conseguir una ley según sus deseos, es la del feminismo radical. Hoy en día su defensora internacional más significada es Catharine Alice MacKinnon, abogada, profesora, escritora y activista norteamericana autora de «Hacia una teoría feminista del Estado» (Madrid, 1995. Ediciones Cátedra).

Leer más

PorJAVIER PEREZ ROLDAN SUANZES CARPEGNA

¿Qué es, naturalmente, la custodia compartida?

Son muchas las definiciones que se han hecho de custodia compartida. La más técnica, desde el punto de vista legal, es aquella que define la custodia compartida como «la situación legal en que quedan los menores, hijos de una pareja, cuando se produce la ruptura de sus progenitores, ya por nulidad, separación o divorcio de los mismos, en la cual los menores reparten el tiempo, de forma más o menos igualitaria, con ambos progenitores y éstos, a su vez, reparten, de forma más o menos igualitaria, las obligaciones, responsabilidades y derechos parentales»[1].

Del mismo modo, son varios los nombres que se le dan a esta misma definición. Así, por ejemplo, cada vez es más frecuente hablar de custodia alterna, que quizá, desde luego, esté mejor fundado, pues en el fondo lo que diferencia esta custodia igualitaria con la ejercida durante la convivencia en pareja de los padres es que en ésta la custodia se ejercer de manera continua, mientras que con la ruptura familiar cada progenitor la realiza de manera alterna, según los días de estancia de los menores con cada progenitor.

Leer más