PorJAVIER PEREZ ROLDAN SUANZES CARPEGNA

¿El falso mito de las denuncias falsas?

 
Dominus, auditis his verbis coniugis, iratus est valde; 
tradiditque Ioseph in carcerem, ubi vincti regis custodiebantur. Et erat ibi clausus.
 
Génesis 39,19-20
 
[Al oír las palabras de su mujer, su patrón se enfureció,
hizo detener a José, y lo puso en la cárcel donde estaban recluidos los prisioneros del rey. Así fue a parar a la cárcel.]

De sobra es conocido el interés desmesurado de los ideólogos de género en negar la existencia de denuncias falsa en el ámbito del derecho de familia. Para ellos toda criminalización de las relaciones familiares es justa pues (i) si la mujer denuncia es que el hecho es cierto; (ii) los hechos, aunque pudieran parecer intranscendentes, son siempre de gravedad extrema, pues son manifestación patente de un acto de dominio del varón sobre la mujer.
No ocuparemos hoy del primer punto, el de la infalible certeza de todo hecho denunciado (es decir, sobre la santificaciónde la mujer en cuanto a la imposibilidad de que mienta). Para otro momento dejaremos el segundo.

Leer más

PorJAVIER PEREZ ROLDAN SUANZES CARPEGNA

Yo acuso. Las trampas de la ley de la violencia de género

Desde la aprobación de la Ley de Violencia de Género son ya muchos los hombres inocentes que han sido condenados a penas de prisión. La realidad del funcionamiento de la leyes es macabra. Una mujer denuncia en comisaría a su marido por una supuesta agresión o por violencia psicológica. La policía automáticamente localiza al hombre, le esposa delante de sus hijos y le detiene sin necesidad de prueba alguna ingresándole en un calabozo. Si la detención se produce en viernes, permanecerá allí encerrado hasta el lunes, cuando pasa a disposición judicial. Como seguramente el acusado nunca ha tenido problemas con la justicia, no conocerá abogado alguno y le nombran a uno de oficio, que solo podrá hablar con él durante unos cinco minutos antes del juicio.

Leer más

PorJAVIER PEREZ ROLDAN SUANZES CARPEGNA

El aborto nuevo patriarcado

 Artículo publicado en el diario la Razón.


 
Este domingo se manifestó en Madrid un grupo de feministas solicitando el aborto libre y fuera del Código Penal. Vuelven a los tópicos antisociales, anticientíficos y antijurídicos de siempre. Y es que socialmente existe un claro interés en defender la descendencia, pues es la garantía de la pervivencia de la sociedad. Científicamente es evidente que el embrión no es parte de la madre, pues de hecho lo primero que hace es generar unas proteínas para defenderse de los glóbulos blancos de la gestante, que pretenden expulsarlo como «cuerpo invasor» que es. Por tanto, el derecho no puede otorgar a nadie, ni siquiera a la madre, la facultad de decidir sobre la vida de otro.

Leer más